Vitor 18

A los 5 años de edad atropelló a su primito con el triciclo, a los 8 chocó su avalancha declarándola pérdida total. A los 10 años es infraccionado por dejar su bicicleta estacionada en doble fila… Y así es como la vida lo fue orillando a ser “chofer de microbús” Hoy se juega la lámina de su “micro” por las calles de la ciudad, ganándole el pasaje a sus colegas, con tal de ganarse el pan de cada día. En el amor, la de planta es la Nacaranda, aunque tiene dos o tres macetitas que anda regando.