carmelo 18

Su papa quería niño, su mama quería niña y él les dio gusto a los dos. Joven trabajador y versátil. Ha sido bailarín, coreógrafo, estilista, reportero de espectáculos, pero en donde mejor se desenvuelve, es en el arte culinario. Por eso ahora trabaja como mesero de uno de los restaurantes más exclusivos de México en donde ha atendido a grandes figuras del espectáculo. Todos lo conocen como “Carmelo, de todos los meseros… el primero”. No es rarito… es diferente.